CLÍNICA MURANO   41 2216805

Acido Hialurónico

Acido Hialurónico

A medida que van pasando los años, nuestra piel se vuelve más flácida, se deshidrata, pierde turgencia con mayor facilidad, le cuesta más renovarse, se pone de manifiesto la pérdida del contorno, volumen facial y comienzan a aparecer las temidas arrugas.

CLINICA MURANO ofrece la solución con tratamientos personalizados, que mantienen la fisonomía y naturalidad del rostro.

Utilizamos Ácido Hialurónico de diferentes marcas importadas.

El efecto del ácido hialurónico es visible inmediatamente, y al finalizar la sesión el paciente podrá observar los cambios. El resultado óptimo se aprecia 10 días después de la intervención.

Los resultados difieren de una persona a otra, según la edad, la zona a tratar, si se es fumadora o no, y según el grado de exposición al sol.

¿En qué zonas se aplica el tratamiento?

El Ácido Hialurónico es un procedimiento muy rápido; es decir, se realiza de forma ambulatoria al no ser una intervención quirúrgica. Sus aplicaciones en el rostro son recomendadas para:

1.- Surco Nasogeniano. Esta es la zona que la abarca desde las alas de la nariz, hasta la comisura de los labios. En muchos casos, las arrugas que se forman en esa parte del rostro son producto del consumo frecuente de tabaco, pues al inhalar un cigarrillo las personas tienden a “arrugar” esa parte del rostro. Además, es la piel que está más expuesta a los componentes del cigarrillo, por lo cual es la más afectada a causa de sus químicos.

2.- Surco de la Marioneta.Como su nombre lo dice, se denomina de esa forma a la zona situada entre la comisura de la boca, hacia la mandíbula. Esta parte del rostro también se ve afectada por el paso del tiempo, pues con los años la piel va perdiendo colágeno y tiende a ceder, generando arrugas y una apariencia “caída”.

3.- Pliegues Peribucales. Se refiere a las comisuras labiales o la piel que se ubica alrededor de la boca. En general, esta zona tiende a ser muy incómoda, tanto para hombres como para mujeres, cuando la falta de colágeno hace de lo suyo y deprime la piel, dando una apariencia cansada y de vejez. Gracias al Ácido Hialurónico se pueden rellenar y eliminar arrugas y líneas de expresión, lo que permite mejorar de forma considerable el rostro y rejuvenecerlo.

4.- Dar volumen y definir los labios. Si bien el tratamiento está indicado para ambos sexos, son las mujeres quienes más desean mejorar el tamaño y la definición de su boca. En muchos casos, llega a ser un complejo el tener los labios demasiado finos, como también lo es cuando el tamaño entre el inferior y el superior es notoriamente asimétrico. Para ello, la aplicación de Ácido Hialurónico es una solución efectiva y segura, pues se puede tener un control mayor sobre el volumen que se desea y que se está aplicando.

5.- Rinomodelación.Con aplicaciones de Ácido Hialurónico se pueden corregir ciertas imperfecciones de la nariz, perfilándola y mejorando el ángulo. A través de este tratamiento la nariz puede ser respingada, como también se puede rellenar la parte superior de ella para atenuar, en algunos casos, el huesito o tabique que sobresale y forma una montura poco estética. Si bien todos los tratamientos que emplean Ácido Hialurónico son seguros y producen cambios considerables en el rostro, éste tiende a ser el que mayor cambio y satisfacción produce en los pacientes, pues a un costo mucho menor que una rinoplastia se consiguen resultados transformadores que mejoran la autoestima y la estética del rostro.

A medida que van pasando los años, nuestra piel se vuelve más flácida, se deshidrata, pierde turgencia con mayor facilidad, le cuesta más renovarse, se pone de manifiesto la pérdida del contorno, volumen facial y comienzan a aparecer las temidas arrugas.

CLINICA MURANO ofrece la solución con tratamientos personalizados, que mantienen la fisonomía y naturalidad del rostro.

Los relleno con Ácido Hialurónico se contraindican en personas embarazadas, en periodo de lactancia, con enfermedades inmunosupresoras y alérgicas al ác hialurónico. Los resultados difieren de una persona a otra, según la edad, la zona a tratar, si se es fumadora o no, y según el grado de exposición al sol.